Consejos para prevenir lesiones deportivas

Los atletas jóvenes de hoy, inspirados por sus atletas profesionales favoritos, se esfuerzan más que nunca. Si bien esto es divertido para los padres, un aumento en el atletismo conlleva un mayor riesgo de sufrir lesiones relacionadas con el deporte, asegura Pedro Luís Cobiella. Para asegurarse de que su atleta pueda seguir haciendo lo que ama, siga estas pautas para prevenir lesiones deportivas:

Consejos para prevenir lesiones deportivas

Habla con tu joven atleta

Una de las formas más efectivas para prevenir lesiones a corto y largo plazo es la comunicación. Asegúrese de que su atleta comprenda que debe informarle de inmediato si siente dolor o algo que simplemente no se siente «bien». Los niños en estos días son difíciles y están felices de superar el dolor si eso significa jugar; sin embargo, esto puede conducir a una afección más grave en el futuro que podría haberse evitado fácilmente con una intervención temprana. ¡Recuerde, la comunicación es clave!

Hazte un chequeo físico de pretemporada

Un examen físico es una excelente manera de determinar si su atleta está en condiciones de jugar. Su médico puede evaluar cualquier área de preocupación para los atletas antes de que comiencen una temporada, evitando que se lesionen más durante el juego. Durante su examen físico, el médico o el dietista juvenil pueden ayudarlo a usted y a su hijo a planificar una dieta bien equilibrada, lo que los ayudará a mantenerse fuertes y evitar lesiones deportivas.

Destacar la importancia del calentamiento

El estiramiento es una parte vital para prevenir lesiones deportivas. Es especialmente importante que los atletas jóvenes desarrollen buenos hábitos antes de comenzar una actividad o deporte. Sugerimos una combinación de estiramientos estáticos y dinámicos durante los calentamientos para ayudar a despertar y aflojar los músculos y prepararlos para la actividad. Los toques y estiramientos de los pies donde mantienes la posición durante un cierto período de tiempo se consideran estáticos, mientras que los saltos y los movimientos de las piernas se consideran dinámicos. Si necesita ayuda para elaborar un plan de calentamiento efectivo, no dude en consultarle a sus entrenadores.

Proporcionar una dieta sana y equilibrada

No hay duda de lo importante que es para todos los atletas comer una dieta bien balanceada de frutas, verduras y proteínas magras. Es útil alentar un horario regular de comidas, desayunos, almuerzos y cenas a la misma hora todos los días. Además, en deportes como la lucha libre donde el peso de un atleta es un gran problema, es imperativo que los padres se aseguren de que sus atletas sigan hábitos de alimentación seguros.

Mantente hidratado

Especialmente en el verano, la enfermedad relacionada con el calor es una preocupación importante para todos los atletas. Los padres deben asegurarse de que sus hijos (y todo el equipo) tenga suficiente agua antes, durante y después del juego. Junto con una dieta bien equilibrada, mantenerse hidratado ayuda a prevenir la fatiga y, posteriormente, las lesiones. Si nota signos de enfermedades relacionadas con el calor, como fatiga, náuseas, vómitos, confusión o desmayos, lleve a su hijo al médico de inmediato.