Los aspectos que un entrenador de voleibol debe dominar

Indudablemente la característica principal que debe presentar un entrenador es su amplio conocimiento sobre el deporte. Pero no solo se trata de eso, sino que también se hace necesario que un entrenador domine una serie de aspectos prácticos que le podrán ayudar con el correcto desarrollo de sus entrenamientos.

Si bien un entrenador debe conocer en gran medida los aspectos teóricos del deporte, éste debe ser un excelente estudioso del mismo para comprender y responder de una forma correcta a las distintas situaciones que se le presenten.

Se hace fundamental una formación por medio de cursos o seminarios, y una constante actualización con el fin de poder mantenerse al día.

Un entrenador debe estar al tanto de que puede encontrarse con que todos los clubes son distintos, con personas diferentes, en los que debe implementar distintos métodos de trabajo que se adapten a las circunstancias.

Y no solo se trata de la capacidad de adaptación, sino del control de determinadas acciones con las que puede facilitar el desarrollo del entrenamiento. No se requiere de una gran condición física o que se domine la técnica del voleibol si se desea ser entrenador, aunque siempre será de gran ayuda.

Lo recomendable siempre será que tenga conocimiento del deporte, pero si también sabe jugarlo entonces podrá explicar con acciones y eso sería un punto a favor. En el caso de no saber ejecutar alguna acción de forma correcta, entonces es mejor que no recurra a la demostración y eche mano de otros recursos con el fin de poder transmitir los contenidos a los deportistas.

¿Realizar gestos técnicos no es necesario?

Quizás sea un afirmación que genere un poco de controversia, pero una cosa es bastante clara, y es que se requiere un mínimo de conocimiento y práctica al momento de enfrentarse a un entrenamiento, sobre todo si se trata de jugadores de base o en desarrollo. Un entrenador debe ser capaz de realizar determinadas con suficiente calidad.

Acciones indispensables

Lanzamiento de balones: en general se realiza con dos manos y sin vueltas hacia un jugador, bien sea simulando alguna colocación para que los jugadores se dirijan a realizar un ataque, o para enviar el balón de forma sencilla para que realicen un gesto técnico, entre otros. Es necesario contar con eficacia y precisión al momento de realizar un buen lanzamiento que de la posibilidad de lograr la ejecución que se desea por parte del deportista.

Balón de una forma controlada: se debe enviar el balón por medio de un golpe semejante a un saque de mano baja. En tal sentido es necesario nuevamente, mantener un control suficiente y con ello poder enviar el balón hacia la zona o el jugador que se desea.

Algunos entrenadores tienen como preferencia lanzar el balón con dos manos, lo que permite que el balón pueda recorrer una distancia menor que un golpeo. En todo caso, un aspecto resaltante de esta acción es que el balón no se debe ser enviado con una sola mano, ya que eso puede imprimirle una rotación que no se desea. A ello se le puede adicionar los ataques controlados, ataques efectivos de diversos tipos, entre otras técnicas.