¿Por qué y cómo jugar voleibol?

Muy popular en todo el mundo, el voleibol es un deporte que hoy cuenta con más de un millón de personas en Europa. Enfrentando a dos equipos de seis jugadores entre sí, este deporte de equipo se origina en Massachusetts, Estados Unidos. Más precisamente, fue imaginado en 1895 por William G. Morgan quien lo llamó en ese momento «Mintonette».

Fue solo más tarde que Alfred S. Halstead le dio su nombre actual. Pero, de repente, ¿por qué y cómo jugar al voleibol? Bueno, esta sección te cuenta todo sobre este deporte de equipo: beneficios, aprendizaje, entrenamiento.

Buenas razones para jugar voleibol

Al igual que cualquier actividad física y deportiva, la práctica del voleibol también es ventajosa.

Una actividad privilegiada para una salud de hierro

De hecho, los beneficios del voleibol en lo físico y lo mental son innegables. Por un lado, le permite:

  • Estimular su capacidad cardiovascular y respiratoria, así como su resistencia.
  • Mejora la velocidad, agilidad y reflejos
  • Tonifica todos tus músculos, especialmente tus muslos, glúteos y abdominales
  • Refina tu silueta y mantente en forma
  • Trabajar en coordinación y equilibrio.

Por otro lado, el voleibol es efectivo para desarrollar la autoconfianza y mejorar la concentración. También es un deporte técnico, táctico y estratégico. ¡Suficiente para hacer que la mente funcione y promover su sentido de observación! Utilizado como un pasatiempo, también te permite despejar la cabeza y alejarte de todo.

Una divertida actividad deportiva al alcance de todos

En comparación con otros deportes, el voleibol se juega a cualquier edad y se juega tanto en interiores como en exteriores. Deporte de equipo por excelencia, también es menos restrictivo por la simplicidad del juego y sus reglas. Pero también por el reducido número de jugadores y su practicabilidad en todas las estaciones.

Muy socializador, este deporte de intercambio también cultiva el espíritu de equipo y la cohesión. Disponible en varias variaciones (voleibol de playa, voleibol handisport, bossaball, etc.), también se puede jugar con amigos, conocidos, parejas … lo que lo convierte en una actividad deportiva muy amigable y divertida.

Un deporte que presenta pocos riesgos

A diferencia de otros deportes de equipo, el voleibol es menos peligroso. Y por una buena razón, no implica ningún contacto duro y directo con el oponente. ¡Nada como esto para minimizar el riesgo de golpes y lesiones tanto como sea posible! De hecho, las lesiones son a menudo el resultado de pasos en falso y torpeza por parte del propio jugador.

Además, este deporte de equipo no requiere una gran resistencia y no tiene contraindicaciones particulares. Sin embargo, cuando tenga dudas, no dude en buscar el consejo de un médico.

¿Cómo aprender voleibol?

En Europa, la mejor manera de aprender voleibol es ir a un club de voleibol. Por otro lado, para aprender y practicar este deporte desde una edad temprana, las escuelas de voleibol son las más recomendadas.

Tenga en cuenta que para aquellos que desean practicar deportes de alto nivel, los centros de entrenamiento de los clubes profesionales son las estructuras apropiadas para asegurar su aprendizaje y desarrollo.